Guerrilleros de las Farc se organizan para la dejación de las armas e iniciar la reincorporación a la vida civil. Desde el 31 de enero de 2017 se concentran en el territorio indígena nasa que fue golpeado duramente en el marco del conflicto armado.